tipos de fajasPodemos distinguir entre diferentes tipos de faja dependiendo de la funcionalidad específica que tengan. Pueden ser moldeadoras, reductoras, posparto o terapéuticas, dependiendo del material del que estén hechas y la forma qué tengan.


Las fajas moldeadoras o de control suave controlan, moldean y estilizan la figura. El material elástico con el que están hechas se ajusta perfectamente a tu cuerpo sin hacer arrugas que se vean a través de la ropa. Puedes encontrar de cuerpo entero (en forma de malla), sólo de piernas para moldearlas, estilo braguita alta para controlar el abdomen, estilo body para moldear el torso entero… hay una gran variedad de tipos de faja de esta clase, son ideales para el día a día por su gran comodidad y excelentes resultados.


Las fajas reductoras controlan más que las anteriores, pueden provocar el efecto reductor hasta de dos tallas: en látex, neo-látex, elastano, algodón, micro fibras, powernet, son algunos de los materiales con los que pueden estar hechas. En ocasiones añaden materiales que provocan un efecto térmico que ayuda a la eliminación de toxinas y grasas, en este caso, debe tenerse en cuenta que además lleve un forro interno que permita la transpiración.


Las fajas pos-parto suelen estar hechas con los mismos materiales que las anteriores. Las más populares y fáciles de llevar son las tipo  braguitas altas reductoras que ayudan a recuperar la figura, regulables en cintura para ir ajustándose al cambio conforme vamos recuperando la figura.


Entre las fajas terapéuticas las que suelen necesitarse más a menudo son las de soporte de espalda. Éstas ayudan a corregir la postura, y para ello, algunas de estas fajas incluyen varillas internas que sirven tanto para adquirir una mejor postura como para estilizar la figura. Pueden ser muy útiles en los siguientes casos: malas posturas, pos-operatorios o exceso de pecho.